Los mejores seguros para autónomos

Los autónomos son uno de los colectivos más afectados por la crisis del Covid-19. Cuando se decretó el estado de alarma en marzo, muchos negocios se vieron obligados a bajar la persiana, durante casi tres meses, y ahora, en plena segunda ola del coronavirus, se han dictado nuevas restricciones en Cataluña que afectan de lleno a bares y restaurantes. Unos establecimientos que deberán permanecer cerrados hasta nuevo aviso.

Sin duda, los sectores más afectados son los de la hostelería, el ocio y el turismo. Pero no son los únicos; también se están viendo perjudicados otros ámbitos, como el inmobiliario, el retail, la automoción, la construcción… Lo que se traduce en miles de profesionales que han tenido que cerrar definitivamente o bien, que no llegan a fin de mes, por la brusca caída de sus ingresos.

Son los resultados a causa de la Covid-19.

Ante esta situación tan preocupante, es importante que estos profesionales cuenten con la protección adecuada frente a riesgos cotidianos como ponerse enfermos, sufrir un robo o un incendio en sus negocios, etc. Pues, si ocurren estos incidentes y no tienen los seguros pertinentes, puede implicar un sobrecoste importante que, sumado a las dificultades de hoy en día, puede llegar a poner en duda la continuidad de sus empresas. Por eso, queremos repasar aquí cuáles son las pólizas que sí o sí, debéis tener si sois autónomos.

Seguros necesarios para autónomos

Existe una amplia gama de seguros en el mercado dirigidos a los profesionales por cuenta propia. Pero, desde CSA, os recomendamos, especialmente, las siguientes pólizas:

  • Seguro de salud. Si hay algo que condiciona la vida laboral de un autónomo es su salud. La mayoría prefiere trabajar encontrándose mal antes que perder el tiempo yendo al médico, esperando largas colas, citas a horas complicadas, etc. Por ello, y más en los tiempos que corren, muchos se plantean recurrir a la sanidad privada como complemento a la pública. De esta manera, se aseguran que se reducirán los tiempos de espera para la visita a un especialista o una operación. Además, hoy en día, muchas pólizas incluyen coberturas específicas para estar protegidos frente al coronavirus (como la posibilidad de realizar pruebas PCR o serológicas a un precio especial).
  • Seguro de Responsabilidad Civil (RC). Una cobertura que protege a vuestra pyme ante los daños ocasionados a terceros -tanto a clientes como empleados-, en el desarrollo de nuestra actividad empresarial o comercial. Ocasionalmente, se trata de un seguro obligatorio pero, aunque no lo sea, siempre se recomienda contratarlo.
  • Seguro de subsidio o baja laboral. Con esta póliza podrás mantener tus ingresos cuando no puedas trabajar. Es decir, si tienes una enfermedad o un accidente, el seguro de subsidio o baja laboral compensa la reducción de ingresos que sufres porque no puedes trabajar. Cada día, recibirás una cantidad fija que complementa el subsidio de la Seguridad Social y te ayuda a cubrir gastos. Normalmente, se establece un baremo que indica los días a indemnizar por tipo de enfermedad y capital contratado. Entre las coberturas más habituales incluyen la prestación diaria en caso de hospitalización y la indemnización en caso de invalidez permanente absoluta o muerte.
  • Seguro de accidentes. La mayoría de las empresas están obligadas a proteger a sus empleados ante accidentes laborales. Por ello, contar con un seguro de estas características, además de ofrecerte una mayor tranquilidad y seguridad, hace que cumplas con la legislación vigente.
  • Seguro de daños. Aunque, normalmente, se contraten pólizas multirriesgo (cubren conjuntamente daños y responsabilidad civil, además de otras garantías) es imprescindible contar con este seguro. Incendio, robo, daños por agua… Son coberturas que necesitaremos para cubrir los siniestros que puedan producirse y que perjudiquen a nuestras instalaciones o nuestras mercancías.
  • Seguro de crédito. Se trata de una herramienta eficaz para la gestión del riesgo comercial que protege a vuestra empresa frente a los costes e inconvenientes derivados del impago. Una de sus ventajas es que permite minimizar el impacto que puede tener el impago imprevisto de uno o más clientes sobre la solvencia de vuestra pyme. Además, incluye servicios complementarios, como información sobre la solvencia financiera de los clientes actuales y potenciales; recobro de deudas impagadas; y, también, indemnización, en caso de producirse un impago.
  • Seguro de Responsabilidad Civil de Consejeros y Directivos (D&O). Aunque no es obligatorio para ninguna compañía, su cobertura se vuelve, cada vez más, necesaria en un entorno de cambios normativos y de constantes litigios. Al ejercer como directivo de una empresa, sea del tamaño que sea, se está expuesto a reclamaciones de proveedores, acreedores, trabajadores, accionistas… Con este seguro, protegeréis el patrimonio personal de los administradores y directivos de vuestra empresa.
  • Seguro de ciberriscos. Actualmente, cualquier autónomo o empresa está bajo la amenaza de sufrir un ataque cibernético por la simple utilización de Internet o por el normal uso del software. De hecho, los ciberataques son considerados como uno de los cinco principales riesgos globales. Con un seguro de estas características podría cubrir los gastos de la gestión de una crisis, los costes de recuperación de los datos y pérdida de beneficios, la Responsabilidad Civil derivada de la privacidad y seguridad de datos, los gastos de extorsión, de defensa o posibles sanciones, etc.

En definitiva, los autónomos son los que están sufriendo los efectos económicos de la crisis sanitaria de forma más contundente. Por este motivo, desde CSA os recomendamos que protejáis vuestros negocios con las pólizas adecuadas. Así, en caso de producirse un siniestro, estaréis cubiertos y evitaréis tener que hacer grandes esfuerzos económicos, que en caso de pequeñas empresas pueden llegar a poner en peligro su continuidad. Si tenéis dudas sobre las coberturas que más os convienen; ¡poneros en contacto con nosotros!

Abrir chat